BOIRON es uno de los responsables de que el proyecto “Pintar un mar de ilusiones” sea una realidad a día de hoy.

Cuando hablamos de BOIRON, lo hacemos de una compañía farmacéutica formada por más de 4.000 trabajadores en todo el mundo, dedicada a la fabricación y distribución de medicamentos homeopáticos en más de 80 países. Estos medicamentos son útiles para un amplio abanico de patologías, tanto de tipo agudo (gripes, toses, diarreas, etc.) como de tipo crónico o de difícil tratamiento (alergias, dermatitis, asma, etc.) e incluso como complemento en cuidados paliativos (náuseas, ansiedad, trastornos del sueño, etc.)